El jugador de los Harlequins, Seb Adeniran-Olule, de 20 años, falleció este miércoles tras un fuerte choque automovilístico.
La cuenta oficial de Twitter del club inglés se hizo eco de la trágica noticia y manifestó su "profunda tristeza" por el fallecimiento del joven, que estaba en el club desde los 13 años.

Embed
"Nuestros pensamientos y oraciones están con la familia y los amigos de Seb en este difícil momento. Tenía un gran talento", manifestó Conor O'Shea, director del club.

Pese a su corta edad, Adeniran-Olule ya había debutado en el primer equipo de los Harlequins y era considerado como uno de las grandes promesas del rugby local.