Un hombre y su hijo rociaron la entrada con combustible, como amenaza para evitar un desalojo. Luego de 7 horas de tensión, el Grupo Halcón entró a la casa y lograron sacarlos.

Un hombre se atrincheró con su hijo este miércoles en la casa donde vivían en un predio tomado en San Miguel luego de que la Justicia emitiera una orden de desalojo por una causa de usurpación de predios.

La familia rehusó acatar la orden. El hombre, de 54 años, colocó maderas en la entrada y roció el lugar con combustible, amenazando con prenderse fuego.

desalojo.avi

Luego de 7 horas de tensión, el Grupo Halcón logró sacar a la familia del lugar, sin reportar ningún herido.

Embed

Según la familia, los predios son fiscales y que ellos son los únicos que vivieron allí desde 1987. En cambio, los habitantes de la casa lindera, aseguran que los terrenos eran de su padre y que esta familia los usurpó ilegalmente.

"El terreno era de mi papá, ellos se metieron ahí y lo usurparon hace diez años. Hicimos la casa, faltaba el techo y la gente se metió y le pusieron techo. Hoy llegó el desalojo", contó Julio a C5N.