Con 55 votos a favor y 22 en contra, el senado brasileño apartó de su cargo a la presidenta por 180 días para iniciar el "impeachment". Su vice, Michel Temer, la reemplazará en forma interina.
En la votación, que se produjo después de una sesión continua de 20 horas y media de duración, 55 senadores se pronunciaron a favor del juicio político y así, la presidenta de Brasil quedó suspendida.

Embed
Para abrir el juicio político contra Rousseff bastaba con una mayoría simple, pero con este resultado, se superó el umbral de la mayoría calificada de dos tercios, 54 de los 81 senadores, que son necesarios para lograr la destitución definitiva al final del proceso.

El Senado tiene previsto comunicar su decisión este jueves a Rousseff, quien anunció que pretende dar un discurso antes de dejar el palacio de Planalto.

Embed
Michel Temer, quien la va a sustituir de forma interina, prevé presentar a su gabinete y adelantó que lo tiene definido "casi" por completo.