Tras la suspensión de Dilma Rousseff, Cancillería dijo confiar que el "desenlace" de esta situación consolidará "la solidez de la democracia brasileña". Además, aclaró que continuará "dialogando" con las autoridades del país vecino.
A través de un comunicado, el gobierno de Mauricio Macri aseguró que "respeta el proceso institucional" de Brasil, donde el Senado aprobó el juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff. En este sentido, consideró que el "desenlace" de esta situación consolidará "la solidez de la democracia brasileña".

"El Gobierno Argentino continuará dialogando con las autoridades constituidas a fin de seguir avanzando con el proceso de integración bilateral y regional", sostuvo la Cancillería tras la suspensión por 180 días de la mandataria brasileña.

Embed
El Senado aprobó esta mañana el juicio político a Rousseff por el "delito de responsabilidad", derivado de modificaciones en las cuentas públicas, por 55 votos a favor y 22 en contra, y ahora quedará a cargo del Poder Ejecutivo del país vecino el vicepresidente Michel Temer.