Slavia Praga venció 3 a 1 al Příbram en el fútbol de República Checa, aunque la noticia fue otra. Uno de los árbitros asistentes de dicho encuentro llegó en completo estado de ebriedad y tuvo que ser retirado con ayuda por su insólita conducta.
Cerca de la línea de cal, el hombre en cuestión se tambaleaba y no paraba de moverse hasta que uno de los ayudantes de los equipos se hartó y lo "invitó" a abandonar el estadio ante la débil resistencia del juez.

Drunk referee during Příbram vs. Slavia Praha 11.05.2016 (Czech Republic).mp4