La presidenta brasileña, suspendida de su cargo por el Senado, que decidió por 55 votos contra 22 abrir un juicio político en su contra, tuvo su primera reacción a través de las redes sociales.

La ahora presidenta suspendida de Brasil utilizó su cuenta de Facebook para referirse a la decisión del Senado de iniciarle juicio político y apartarla del cargo 180 días. En su publicación, consideró que "se está cometiendo una injusticia histórica" y volvió a referirse a "un golpe" de Estado.

Rousseff publicó un video con la intervención del ministro José Eduardo Cardozo y tituló la publicación "Se está cometiendo una injusticia histórica".


Embed
Citando las palabras de Cardozo dijo que se está "intentando alejar del poder a una presidente legítimamente elegida en una injusticia histórica".

Cerca de las 10, la mandataria suspendida será notificada de la decisión y se espera que hable a los medios de comunicación.

Este mañana, el Senado de Brasil aprobó el juicio político a Dilma Rousseff, que quedó formalmente apartada de su cargo. El juicio político fue aprobado por 55 votos a favor -solo eran necesarios 41- y 22 en contra.