Un estudio publicado por la revista Scientific Reports analizó cómo se comportan los conductores mientras están manejando y escribiendo en su teléfono.
En la investigación descubrieron que un sistema auxiliar del cerebro trabaja para mantener una trayectoria recta falla, motivo por el cual aumentan las posibilidades de tener un accidente.

"La mente de un conductor puede divagar y sus sentimientos estar en plena ebullición, pero un 'sexto sentido' la mantiene segura, en términos de seguir una trayectoria recta", dijo Ioannis Pavlidis, primer autor del estudio e investigador en la Universidad de Houston, Estados Unidos, según informa ABC.

Embed

"Pero lo que hace tan peligroso escribir cuando se conduce es que el smartphone hace trizas este 'sexto sentido'", agregó.

¿De qué se trata el 'sexto sentido'? Los investigadores descubrieron que cuando un conductor está distraído o emocionado por algún motivo, sus manos se vuelven temblorosas en el volante. Pero, curiosamente, la trayectoria del coche se vuelve más recta y más segura.