Los 104 diputados presentes no alcanzaron para dar inicio a la sesión especial para tratar la iniciativa que impulsa el Frente para la Victoria. El Frente Renovador no bajó al recinto.

La oposición, encabezada por el Frente para la Victoria y el Bloque Justicialista, fracasó este mediodía en la Cámara de Diputados en su intento de debatir el proyecto sancionado por el Senado que prohíbe los despidos, al no reunir el quórum de 129 diputados necesarios para abrir la sesión.

Sólo 104 diputados bajaron al recinto para sesionar entre representantes del Frente para la Victoria, del bloque Justicialista, Libres del Sur y Proyecto Sur, mientras que por el massismo solo asistieron Héctor Daer y el chubutense Jorge Taboada, ambos de extracción sindical.

Embed
Lo cierto es que ni siquiera el Frente para la Victoria logró sentar a todos sus diputados. Dulce Granados -la esposa del intendente de la localidad bonaerense de Ezeiza, Alejandro Granados- no apareció en el recinto. Lo mismo ocurrió con el exgobernador misionero Maurice Closs.

El jefe del bloque de diputados por el PRO, Nicolás Massot, confirmó que el proyecto de ley de emergencia ocupacional que tiene media sanción se tratará el próximo miércoles en sesión ordinaria, luego de que fracasara el intento del kirchnerismo de aprobarlo en una reunión especial.

Embed
"No esperábamos que esto prosperara porque es una situación forzada del Frente para la Victoria que intentó juntar quórum y no logró mucho más allá que su propio bloque", afirmó el legislador.

Por su parte, el jefe del bloque de diputados de la UCR, Mario Negri, consideró "natural" que haya fracasado la sesión especial en la Cámara baja para tratar la ley antidespidos y dijo esperar que el miércoles próximo, cuando vuelvan a reunirse, "haya consenso de parte de todos".

"Era natural que iba a fracasar", sostuvo el legislador, quien aseguró que "hace cinco años que el empleo está estancado en Argentina".