Massa explicó los motivos por los que su fuerza no acompañó al kirchnerismo para habilitar la sesión especial en Diputados para debatir la ley Antidespidos. Una puja de poder entre kirchneristas y macristas en la que el massismo apuesta a convertirse en árbitro.
El líder del Frente Renovador negó este jueves una fractura en esa fuerza luego de que Héctor Daer intentara forzar, junto al Frente para la Victoria, una sesión especial para debatir el proyecto de ley Antidespidos que ya cuenta media sanción del Senado.

"Daer fue porque tiene un compromiso con los trabajadores, lo respetamos pero no lo compartimos" aseguró a la prensa el ex intendente de Tigre al explicar las razones por las cuales su fuerza política no acompañó la iniciativa y dio así más tiempo al gobierno de Mauricio Macri que busca evitar el costo político que implicaría vetar una ley que proteja a los trabajadores.

Massa se erigió de esta manera en una suerte de árbitro entre el kirchnerismo y el macrismo. Le negó este jueves una rotunda victoria al Frente para la Victoria al tiempo que le advirtió al macrismo: la ley sale la semana que viene. El líder del Frente Renovador busca así manejar los hilos en la cámara de DIputados y mostrar que mantiene una cuota de poder importante luego de haber quedado relegado en el balotaje.

Massa: "Daer fue porque tiene un compromiso con los trabajadores, lo respetamos pero no lo compartimos"

"El miércoles que viene, en sesión ordinaria, sin caprichos, si prepotencia, los argentinos vamos a tener una ley que los proteja" sentenció Massa erigiéndose en el tiempista de Diputados. La ley que el macrismo no quiere que salga, va a salir dice, pero va a salir cuando él quiera, advierte tácitamente al kirchnerismo.

Y disparó: "A la sociedad argentina le queremos transmitir tranquilidad, se terminó la etapa en la que algunos intentaban por medio del uso de la fuerza imponerle a otros las razones. Viene el tiempo del consenso. Vamos a agotar todos los caminos para que haya siempre consenso".

Massa: "El miércoles que viene, en sesión ordinaria, si caprichos, sin prepotencia, vamos a tener una ley que proteja a los argentinos"

Massa, quien este jueves colaboró con el gobierno nacional para que no se sancione una ley que busca proteger a los trabajadores ante la marejada de despidos que marca el ritmo de la economía desde el 10 de diciembre pasado dijo saber sin embargo que "la gente sufre porque la plata no alcanza mientras que las pymes tienen problemas porque la economía del ajuste les impone mayores dificultades. Sabemos que los que más sufren son los trabajadores".

Y buscó luego evitar las críticas de las centrales sindicales que pujan por la pronta sanción de la ley Antidespidos. Junto a Facundo Moyano, quien se alineó con el bloque y desdeñó de su pertenencia sindical, Massa reiteró que "las centrales sindicales tienen nuestro compromiso".

Moyano: "Ni las centrales sindicales ni el FR se prestan a las especulaciones políticas del gobierno o del FPV"

"No queremos que algunos usen las propuestas de las centrales para imponer situaciones políticas" volvió a cargar, aunque sin nombrarlo, contra el kirchnerismo.

Por su parte Facundo Moyano aseguró intentando dar cuenta de un supuesto alineamiento que "ni las centrales ni el Frente Renovador se prestan a las especulaciones políticas del gobierno o del Frente para la Victoria. Nuestro compromiso sigue firme con las centrales obreras, pero no nos prestamos a las especulaciones políticas de otros".

Massa: "Esto es una demostración de democracia para una Argentina en la que hay tres sectores en el Parlamento"

"No nos gusta que nos lleven a empujones. Nuestro espacio político no es un espacio de empleados levantamanos" dijo Massa y dio cuenta luego de la clave de su postura en la discusión en torno a la ley Antidespidos y la puja macrismo - kirchnerismo: "Esto es una demostración de democracia para una Argentina en la que hay tres sectores en el Parlamento".