La muchacha acudió al domicilio del hombre después de que la encargada del local se percatara de que hacía 11 días que no hacía un pedido a esa sucursal.
Un hombre de Oregon, Estados Unidos, fue rescatado el sábado pasado por el repartidor de la pizzería a la que suele llamar. El muchacho fue a verlo después de que pasaran varios días sin recibir un pedido suyo y lo encontró desvanecido en su hogar.

Los empleados de una sucursal de Domino's Pizza en Salem, Oregon, se dieron cuenta de que algo andaba mal con Alexander Kirk, uno de sus clientes regulares, porque no supieron de él durante varios días, informó el sitio WDTN.

"Kirk hace pedidos todos los días, o día por medio. Nos aparecen en nuestro sistema porque los hace online", explicó Sarah Fuller, la encargada del local, quien chequeó en el historial de Alexander para comprobar que llevaba 11 días sin antojo de una grande con jamón.

Por eso, Fuller envió al repartidor Tracey Hamblen para que chequeara el domicilio de Alexander, de 48 años, quizás para ofrecerle tomar su pedido en persona o para disuadirlo de abrazar una dieta libre de gluten.

En vez, el hombre encontró al cliente predilecto desvanecido en su hogar y llamó al 911. Aunque no se supo qué provocó el desmayo de Alexander, Fuller reveló que lo visitó en un hospital de Salem donde continúa internado.

"Kirk es un cliente importante que forma parte de nuestra familia en este Domino's. Hace pedidos todo el tiempo, así que lo conocemos. Creo que sólo hicimos nuestro trabajo de cuidar a alquien que sabemos que es consumidor asiduo. Sentimos la necesidad de actuar", expresó.