Una mujer escondía en su corpiño una pistola calibre 22 que habría sido utilizada para matar a Martín González, la noche del jueves 31 marzo en un barrio de Neuquén, durante una disputa narco.
El particular hallazgo lo realizó personal del departamento de Seguridad Personal durante un allanamiento que se concretó esta este jueves en la casa donde balearon al joven. Además, secuestraron municiones y tres gramos de cocaína escondidos en un monedero, según diario La Mañana de Neuquén.

Embed
El crimen de González está vinculado a una disputa territorial que mantiene la banda de los Santana en en el barrio Gran Neuquén Norte.

Lucas Santana, hijo del líder de la banda Juan Carlos, fue acompañado por Martín González, sindicado por los investigadores como una segunda línea de la organización criminal.

Ambos fueron a buscar a Rodrigo "Pollito" Rojas, un ex Santana que se abrió para comercializar por su cuenta pero se metió a vender en el territorio de la banda.

Embed
En esa "visita", ingresaron por el portón y en medio de una discusión un hermano menor de Rojas sacó el arma y disparó contra Santana y González cuando intentaban salir del lugar.

González recibió un tiro en el estómago y murió en la calle intentando huir.
Santana recibió tres tiros en la zona del tórax por lo que permaneció internado un par de días hasta que le dieron el alta.

El único involucrado en la causa es el hermano menor de "Pollito" Rojas y con el hallazgo de la pistola ahora se aguardan los peritajes para determinar si es el arma homicida.