El abogado del mayor asesino de la historia argentina pidió que sea trasladado con un régimen penal de semilibertad, debido a que padece una grave enfermedad pulmonar. Hace 44 años que está en el penal de Sierra Chica.

Después de que viera la luz tras 44 años de cárcel, Carlos Robledo Puch pelea para poder salir de prisión. Así su abogado pidió que sea alojado en una granja para cumplir un régimen de semilibertad. La excusa, es su complicado estado de salud, ya que sufre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que puede agravarse por las condiciones en las que está en Sierra Chica.

Embed

"Él pidió ir a la granja, con la anuencia de los pastores de la iglesia evangélica que son los propietarios del lugar", confirmó el defensor oficial José Luis María Villada. Y agregó: "Es evangélico. La gente del pastor Juan Zuccarelli, que está desde hace 30 años en las cárceles, lo trata desde hace mucho tiempo".

Se trata de un lugar llamado Campus Clue, que está en el kilómetro 25 de la ruta provincial 11, en la localidad de Magdalena. Tiene 96 hectáreas y en su página oficial se presenta como "un lugar de tránsito para ex internos e internos carcelarios que, por convenio con el Servicio Penitenciario Bonaerense, cumplen allí sus últimos años de condena".

Embed

Fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) indicaron que en la revisión realizada el martes pasado los médicos cotejaron el resultado de los análisis con el estado físico general y le dieron los remedios correspondientes para que siga el tratamiento en Sierra Chica. Debido a un ataque de asma que sufrió hace cinco años, Robledo Puch pasa la mayor parte de su detención dentro del calabozo.

En caso de que no sea posible su traslado al campo evangélico hay otra posibilidad de quedar a cargo de un familiar lejano que vive en Paraguay. Pero eso sólo sería posiblesi se le otorgara la libertad.