Google anunció que prohibirá a partir de julio los anuncios de prestamistas en sus páginas, que suelen aplicar elevados tipos de interés, con el objetivo de proteger a los usuarios "de prácticas financieras engañosas".
"Tenemos un amplio conjunto de políticas para mantener los anuncios negativos fuera de nuestro sistema y nos los tomamos muy en serio", aseguró David Graff, director de producto global de Google, en un blog.

Graff recalcó "en particular, los servicios financieros como un área que vigilamos muy de cerca porque queremos proteger a los usuarios de productos financieros engañosos o dañinos".

Google prohibirá que aparezcan desde el próximo 13 de julio anuncios de préstamos en los que el pago deba realizarse en 60 días después de ser concedido o que carguen un interés superior al 36%.

La compañía tecnológica con sede en Mountain View, California, ya había eliminado previamente de su página los anuncios que entraran en la categoría de armas, tabaco, explosivos y drogas recreativas.

Embed
De este modo, Google se une a Facebook, que ya anunció esta prohibición para otros créditos de corto plazo o adelantos de préstamo sobre el sueldo, a los que recurren personas de bajos ingresos para cuadrar sus cuentas antes del siguiente sueldo.

En numerosas ocasiones, además de los altos tipos de interés aplicados, estos créditos conllevan elevadas comisiones.

Se espera que la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, una agencia federal recientemente creada por el gobierno del presidente Barack Obama, emita en breve regulaciones sobre este tipo de productos financieros, ante las quejas de asociaciones de consumidores.