La campaña fue creada por Ogilvy & Mather en colaboración con PETA Asia y en ella se pueden observar diferentes productos como carteras, cinturones o bolsos que, literalmente, laten y están repletos de "órganos" de diferentes mamíferos. LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR.