Una cámara de seguridad registró el momento en el que un grupo de delincuentes mató de un disparo al futbolista Rodrigo Espíndola, de 26 años, cuando entraba junto a su familia a su casa en la localidad bonaerense de Monte Grande. LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR TU SENSIBILIDAD.