El diputado y titular del gremio de Canillitas advirtió que los legisladores de extracción sindical "tendrán que explicar" por qué no bajaron al recinto para el debate de la ley antidespidos.
Tras la fallida sesión especial para tratar la ley antidespidos, el diputado nacional y secretario general de los Canillitas, Omar Plaini, arremetió contra los legisladores de origen sindical que no bajaron al recinto para dar quórum.

En ese sentido, adjudicó el fracaso del tratamiento del proyecto a "una disputa política", y recordó que la iniciativa era un reclamo "del movimiento sindical argentino".

Embed
"Somos diez (diputados de origen sindical) en total en la Cámara, seis bajamos al recinto. Tendrán que explicarlo. No voy a explicar lo de ningún compañero. Tengo el parlamento obrero para discutir esas cosas. Nosotros bajamos porque tenemos un compromiso con la gente, es la agenda del movimiento obrero", aseveró en declaraciones a radio Vorterix.

asimismo, el integrante del monobloque "Cultura, Educación y Trabajo" agregó que para reforzar el pedido de que se aprobara la ley "se hizo una concentración extraordinaria, con alrededor de 300 mil compañeros", y dijo que la ley antidespidos estaba "al tope" del reclamo de la dirigencia sindical.

Embed
En ese sentido, fustigó al Gobierno por instalar "una puja política" alrededor del proyecto, y dijo que en el inicio de la discusión, fue el Frente Renovador el que convocó a las centrales obreras a la Cámara de diputados.

"Han generado una situación de confusión en todo momento, porque entraron en una disputa política el Gobierno, el Frente Renovador, diciendo que esto era una iniciativa del Frente para la Victoria. Y en ese enfrentamiento político, los únicos perjudicados son aquellos que siguen recibiendo los telegramas de despido", completó.