Unos cazadores furtivos la dejaron moribunda después de serrucharle la cara, pero los veterinarios la rescataron con una intervención facial revolucionaria. LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR.
Un equipo de veterinarios de Sudáfrica logró hacerle un injerto de piel de elefante en la cara a una rinoceronte que había sido víctima de cazadores furtivos en mayo de 2015. El procedimiento fue realizado el martes pasado y duró una hora.

Hope le hizo honor a su nombre, que significa "esperanza", y sobrevivió después de que unos cazadores le serrucharan la cara para sacarle sus cuernos. Pero la hembra de rinoceronte necesitó 5 operaciones para recuperar su salud, informó el sitio sudafricano IOL.

Ahora que está mejor y sigue en manos de los veterinarios de la organización Saving the Survivors, en la localidad de Limpopo, Hope pudo enfrentar su sexta operación con anestesia general, en la que le injertaron piel de elefante en la cara para cerrarle definitivamente la herida.

Hope, the rhino, gets a new face (1).mp4