El hombre fue obligado a pasar 23 horas al día encerrado solo en su celda hasta que alguien se acordó de él. Le correspondían unos meses por el delito cometido.
Un hombre del Reino Unido, pasó casi un año en la cárcel de Wandsworth, en Londres, debido a que se olvidó el nombre del abogado del Estado que debía representarlo tras ser acusado de invadir la casa de su ex novia. Fue arrestado el 5 de julio pasado y su caso "se coló por las rendijas" del sistema judicial británico.

Paul O'Hare, de 47 años, fue arrestado en 2015 por invadir la casa de su ex novia, rociar con yogurt la cama de la hija de la mujer y hasta cocinarse el desayuno antes de irse, informó el sitio Gazette Live. Perosu caso nunca llegó a juicio porque no recordaba quién lo defendía, John Nixon.

O'Hare fue obligado a pasar 23 horas y media en confinamiento solitario dentro de la cárcel hasta que el viernes pasado dio con un nuevo abogado, que reactivó su causa. El delito que cometió le habría valido algunos meses de cárcel, pero nunca tantos.

El hombre estuvo en prisión preventiva durante 11 meses por lo que el juez que está revisando su caso tendrá en cuenta el período cumplido para descontarlo de su sentencia.