Lo anunció el propio presidente del país caribeño, Nicolás Maduro, quien denunció que el ex mandatario colombiano Álvaro Uribe de preparar un golpe armado. "A prepararse para defender la tierras, para defender a nuestros hijos, nuestro derecho a la paz", pidió.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció su decisión de iniciar ejercicios militares de la Fuerza Armada Venezolana (FANB) para prepararse para "cualquier escenario", luego de denunciar "planes de intervención" desde el extranjero.

"El próximo sábado he convocado a ejercicios militares nacionales de la Fuerza Armada, del pueblo, y de la milicias, para prepararnos frente a cualquier escenario, porque esta tierra es sagrada y debemos hacerla respetar", dijo el jefe de Estado en un acto con miles de partidarios en una calle del centro de Caracas.

El anuncio fue hecho un día después de su decisión de decretar un estado de excepción y emergencia económica que le daría "el poder suficiente" para, entre otros asuntos, hacer frente a un supuesto golpe de Estado en su contra y supuestos planes del ex presidente colombiano Álvaro Uribe de una intervención de "ejércitos extranjeros".

"A prepararse para defender la tierras, para defender a nuestros hijos, nuestro derecho a la paz", pidió Maduro a los miles de partidarios que le escuchaban tras marchar en apoyo a su Gobierno.

Con estos ejercicios de maniobras, dijo, los venezolanos le dirán "al imperialismo, a la derecha internacional, y a Álvaro Uribe: ´Aquí está el pueblo, con su instrumento de labranza en una mano y en la otra con un fusil, con un misil, con un lanza misil, con un tanque para defender esta tierra sagrada´".

El jefe de Estado consideró importante que se incremente "la conciencia" de sus conciudadanos porque, según él, el plan que tienen quienes se oponen a su Gobierno "es perturbar la paz", generar violencia en el país "para justificar una intervención extranjera en Venezuela". "A algunos les sonará extremista, pero no es extremista que yo lo diga", agregó.

Maduro aseguró que Uribe participó en Washington en una reunión en la que supuestamente pidió la intervención del país caribeño. "Esto es una de la cosas más graves que jamás una autoridad, un ex presidente de Colombia o de América haya dicho contra Venezuela, llamó a una intervención armada de un ejército extranjero en esta tierra sagrada", reiteró.