Esos productos alimenticios provienen de España, Brasil y Dinamarca. La Comisión Porcina de la Federación Agraria Argentina (FAA) evalúa un plan de acción gremial.
Entidades ganaderas pidieron al Gobierno que "frene" en forma urgente las importaciones de productos y carnes congeladas desde España, Brasil y Dinamarca, en tanto la Comisión Porcina de la Federación Agraria Argentina (FAA) evalúa un plan de acción gremial.

En una reunión mantenida con funcionarios de la Secretaría de Ganadería del Ministerio de Agroindustria, representantes de la cadena porcina de la FAA y de otras agrupaciones ganaderas advirtieron sobre el perjuicio para el sector por el "aumento de más del 200 por ciento de las importaciones" de esos alimentos, tras lo cual las autoridades nacionales se comprometieron a "rever" ese ingreso.

"Los tiempos se están agotando, si ya no están agotados. La Comisión Porcina de FAA se reunirá lo antes posible y analizará convocar a una gran asamblea nacional porcina, para definir un plan de acción gremial", señaló la Federación Agraria, según un comunicado difundido en las últimas horas.

La entidad remarcó que "es grande el dolor que nos atraviesa al ver a muchos compañeros tener que desprenderse de lo que le costó mucho años de trabajo personal y familiar. No queremos que nos roben la ilusión ni el entusiasmo de poder vivir de nuestro trabajo".

Durante el encuentro del jueves, los referentes del agro pidieron al Gobierno que "de forma urgente frene" las importaciones de productos elaborados y carnes congeladas provenientes de Brasil, España y Dinamarca.

La FAA alertó que ese pedido se basa "no sólo por una cuestión comercial, dado que se perjudica la producción nacional mientras que no hay beneficios concretos para los consumidores que en góndola no ven bajar los precios, sino también sanitaria, puesto que genera gran incertidumbre y temor el no tener el control fitosanitario de estos productos".

"El gobierno indicó que se ajustarían los controles sanitarios, y que a raíz del reclamo masivo de los sectores presentes, va a rever el ingreso de estos productos",
señaló la agrupación agropecuaria.

De la reunión con referentes de la cadena porcina participaron el secretario de Ganadería, Rodrigo Troncoso; el jefe de gabinete de ministros, Guillermo Bernaudo; el secretario de agricultura, ganadería y pesca, Ricardo Negri y la referente de la producción porcina, Patricia Millares.

Por parte de la producción, además del vicepresidente primero de la FAA, Ariel Toselli, asistieron representantes de la Asociación Argentina de Productores Porcinos, los de las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Sociedad Rural Argentina, de Caicha, entre otros actores del sector comercial, productivo, industrial, financiero y sanitario. En relación a la situación de los pequeños y medianos productores, la FAA planteó la "dramática realidad que atraviesa" ese sector.

En tal sentido, mencionó "el remate de muchos criaderos, la disminución del plantel de madres en muchos casos, como resultado de los aumentos de los costos de producción y del costo de vida, sumado a los magros precios que estamos recibiendo por el capón (entre 14 y 18 pesos)".

El Gobierno rechazó una propuesta presentada por la FAA hace dos meses consistente en otorgar una "compensación de 3 pesos como mínimo por kilo de cerdo para los productores de hasta 100 madres o un precio mínimo sostén para la producción porcina".

Frente a esto, se indicó, las autoridades nacionales prometieron convocar a la entidad a una nueva reunión de trabajo para ver qué solución se le puede encontrar a esta franja de productores.