Los pilotos de la marca campeona tuvieron un accidente inexplicable en la largada y quedaron fuera de competencia. De esa forma, le allanaron el camino al conductor de Red Bull, quien con 18 años se convirtió en el ganador más joven de la categoría.
La escudería Mercedes, ganadora de las últimas diez carreras de Fórmula 1, quedó este domingo fuera de competencia en la primera vuelta del Gran Premio de España por un inexplicable accidente entre sus pilotos, el inglés Lewis Hamilton, y alemán Nico Rosberg, lo que permitió al joven holandés Max Verstappen, debutante en el equipo Red Bull, romper la tendencia impuesta en Suzuka, Japón, el 20 de septiembre del año pasado.

Verstappen, de apenas 18 años, se convirtió en el piloto más joven de la historia en ganar una competencia de la máxima categoría del automovilismo mundial y lo hizo escoltado en el podio por el finlandés Kimi Raikkonen y el alemán Sebastian Vettel, ambos con Ferrari.