Por los cuartos de final del Torneo Clausura en México, Rayados de Monterrey eliminó a Tigre y se metió entre los cuatro mejores. Sin embargo, el argentino Rogelio Funes Mori decidió darle "suspenso" a la definición.
Con su equipo perdiendo 2 a 1 (había ganado 3-1 en la ida), el ex River tuvo en sus pies la chance de liquidar la serie con un penal que lo puso enfrente de su compatriota, el arquero Nahuel Guzmán.

Pero vaya uno a saber qué quiso hacer el delantero, que terminó pegándole muy despacio, al medio y a las manos del arquero, que ni siquiera se tuvo que mover para contener el balón. Podría decirse que Funes Mori quiso picar el tiro, pero ni siquiera hizo el típico movimiento para hacerlo, por lo que sólo él sabrá qué fue lo que quiso intentar. Evidentemente, no le salió.

Funes Mori