El ex guardaespaldas de Ricardo Fort continúa en estado crítico luego de recibir 9 balazos durante el tiroteo entre los "Hell Angels" y "Los Tehuelches" ocurrido este sábado en Luján. Hoy declararán ante la Justicia 10 de los 11 apresados.
Daniel Díaz León, el mediático custodio conocido como Dani "La Muerte", continuaba este lunes internado en "estado crítico" a raíz de las múltiples heridas de bala sufridas el sábado durante un tiroteo entre dos grupos de motoqueros en la localidad bonaerense de Luján, informaron fuentes judiciales y médicas.

En tanto, los investigadores secuestraron en las últimas horas un auto que se cree fue utilizado por otro de los baleados que también permanece hospitalizado y con custodia policial, Leonardo Gatto (37), sindicado líder del grupo Los Tehuelches que se enfrentó con el de Díaz León (54), Los Hell Angels.

José Giordano, director de dicho hospital, explicó a la prensa que luego de la intervención quirúrgica el paciente "no ha tenido complicaciones" aunque hay que "esperar" las próximas 72 horas para ver su evolución.

Embed
También continúa hospitalizado, aunque en "observación" y fuera de peligro, el ex policía Gatto; mientras que su mujer, Marta Guanuco (39), fue derivada a un centro asistencial de la ciudad de Buenos Aires y el cuarto herido, Miguel Arilteri (38), ya recibió el alta.

Según las fuentes, la fiscal de la causa indagará por los delitos de "tentativa de homicidio y lesiones" a 10 de los 11 aprehendidos, entre ellos a Gatto, en tanto que Díaz León no está en condiciones declarar debido a su grave estado de salud.

ÚLTIMAS NOVEDADES

Fuentes judiciales informaron que se trata de un Ford Fiesta Kinetic abandonado en la zona de San Andrés de Giles y que los peritos determinaron que presentaba varios impactos de bala en su carrocería y que, además, había sido robado a principios de año en el conurbano.

Los pesquisas también analizaban esta tarde las imágenes captadas por una cámara de seguridad de la Municipalidad de Luján en las que quedaron registrados los momentos inmediatamente posteriores al tiroteo y en las que se ve a Díaz León tirado en el suelo, malherido y como llega una ambulancia de Bomberos para trasladarlo al hospital local.

Una fuente judicial con acceso al expediente explicó que esa cámara, que funciona en un domo 360°, no captó la secuencia del enfrentamiento armado ya que mientras este se producía enfocaba en otra dirección.