Juan Román Riquelme aseguró que "Lionel Messi juega solo en la Selección" y que por eso se perdieron las finales del Mundial de Brasil y la Copa América de Chile, aunque vaticinó que precisamente por contar con él "Argentina va a ganar la Centenario en los Estados Unidos".
"Vamos a ganar la Copa América Centenario porque tenemos a Messi, que es el mejor del mundo. No hay otro como él. Perdimos dos finales en Chile y Brasil porque él juega solo. Por eso hay que cuidarlo mucho. Si se lesiona, el equipo va a tener problemas", argumentó Riquelme en diálogo con Fox Sports, donde también aprovechó para hablar, obviamente, del momento de Boca.

"Estamos viviendo un fútbol complicado en que todo cambia cada 10 días. A Boca se le puso bastante fácil para llegar a la final de la Copa Libertadores. Todos creíamos que no pasaba Nacional sino Corinthians y que River iba a seguir, pero nada de eso pasó", manifestó.

Embed
"Y en cuanto al tema de Daniel Osvaldo en Boca, me enojo cuando los periodistas se enteran de las cosas, porque significa que alguien habla. El vestuario debe cuidarse como la casa. Todos los días se inventa algo nuevo. No sé lo que pasó con él, pero si cayera simpático no hubiese pasado nada con eso de que fumó o se enojó con alguien. Si jugó en la selección de Italia es muy bueno", sostuvo.

Sobre el punto insistió en que "los periodistas los matan a los jugadores y los futbolistas no hacen lo mismo con la prensa. Por eso miro los partidos con volumen bajo. Los que transmiten ponen como figuras a los que les caen más simpáticos. E insisto en que me molesta mucho que trasciendan las cosas que pasan en los vestuarios y quienes son los que las cuentan".

"Si a mi los periodistas me hubiesen cuidado, me habrían hecho 32 estatuas en la cancha de Boca. Pero estamos en un fútbol raro en el que se habla más de Osvaldo que del chico que mataron de Nueva Chicago (Rodrigo Espíndola, asesinado en un asalto el jueves a la medianoche). Por eso ni voy a la cancha. A Boca lo veo por televisión", alertó.

"A mi me da igual lo que cada uno hace con su vida. Para mi el caso de Mauro Icardi es como el de Osvaldo. Que cada cual haga lo que quiera fuera de la cancha", enfatizó.

La charla también abarcó la actualidad de River, y Riquelme se deshizo en elogios hacia el clásico rival: "A Marcelo Gallardo y los jugadores de River hay que felicitarlos por todo lo que lograron. Es difícil volver a ganar la Libertadores después de ser campeón. Es nuestro rival y hay que tenerle mucho respeto. Contra Independiente del Valle tenía que haber ganado 5 a 0 y hoy estaríamos pendientes de que se cruzara con Boca en la Copa".

Pero enseguida retomó la ruta boquense y fue contundente al destacar que "Carlos Tevez es para Boca como Messi para la selección. Y si yo hubiese apoyado a Jorge Ameal seguramente Daniel Angelici no sería hoy el presidente de Boca, pero nunca me quise meter en la política del club. Si en las últimas elecciones fui a votar 10 minutos antes de que cerraran los comicios para que no dijeran que respaldaba a uno u otro".