Josiko, jugador del Peñíscola RehabMedic, resignó un mano a mano en el duelo ante el imbatible Inter porque Ricardinho, la gran figura mundial, estaba en el suelo.
Si bien se trata de un gran gesto del jugador en cuestión, hay quienes también increíblemente criticaron su decisión. Dentro de la cancha, la acción fue aplaudida por el público y los rivales agradecieron la actitud de Josiko.

Para colmo, su equipo terminó perdiendo el partido pese a hacerle fuerza al gran candidato al título.

Embed