Barcelona goleó al Granada el último sábado y así pudo por fin gritar campeón en la Liga española, relegando al Real Madrid, clásico rival, a la segunda ubicación.
Y como no podía ser de otra manera, en los festejos tras el título, hubo quienes se acordaron de Cristiano Ronaldo, figura del Merengue.

Así es como se lo pudo ver al defensor Gerard Piqué, uno de los más extrovertidos del plantel, desde arriba del micro junto a varios de los jugadores, entre ellos el argentino Lionel Messi y el uruguayo Luis Suárez, imitando el tradicional gesto de "calma" de CR7, en clara alusión a la estrella portuguesa.

Pique