En el predio Pedro Pompilio, mientras el plantel de Guillermo Barros Schelotto entrenaba en la mañana del lunes, el presidente Daniel Angelici y Daniel Osvaldo gestionaron la salida del club del delantero y el dinero que le corresponde.
Trascendió que Osvaldo pidió el dinero hasta su último día de trabajo, es decir mitad de mayo, y el resto del contrato que Boca lo aporte a las divisiones inferiores.

El delantero fue colgado por el entrenador Barros Schelotto por el comportamiento del delantero tras el partido de ida ante Nacional en el vestuario del Gran Parque Central, donde jugó solo los cinco minutos finales.

Embed
No alcanzaron las disculpas esgrimidas por el futbolista y Schelotto cerró el caso, tal cual sentenció anoche tras la caída ante Estudiantes en La Plata. "Esta terminado" dijo el mellizo sobre el conflicto.

El presidente Angelici avaló al entrenador y este lunes ya estuvo avocado a la salida del futbolista, urgido por el encuentro que pasado el mediodía iba a tener con junto a sus pares de otros clubes con el presidente de la Liga Española, Javier Tebas, en Ezeiza para poner en marcha la llamada Superliga argentina.

La buena para Boca fue la vuelta al trabajo en forma normal del uruguayo Nicolás Lodeiro, dos semanas después de haber sido operado de una rotura de meniscos. Ahora no se descarta que el oriental concentre para el partido ante Nacional, el jueves próximo, por la revancha de los cuartos de la Copa Libertadores.