La historia de "Benito", uno de los personajes más queridos por los vecinos de Cipolletti, emociona a la ciudad. "Estoy muy cansado. Quiero una vida nueva en una casa bonita", dijo el hombre que el hombre por fin tendrá un hogar.
Después de décadas vagando por las calles de la ciudad de Cipolletti, Benito aceptó volver con su familia y cambiar su vida. Uno de los linyeras más conocidos por todos los vecinos, se reencontró con sus seres queridos y por fin tendrá un hogar.
Amable y respetuoso, "Beno" se ganó el cariño de los vecinos, que lo han visto deambular con su campera naranja bajo el frío, el calor y las lluvias, describió el sitio lmneuquen.com.
linyera 2.jpg
Su hermana Haydé, contó la historia que nadie conocía. Benito tiene 51 años y se fue hace 27 de su hogar. Tiene siete hermanos que intentaron sacarlo de la calle desde entonces. Aunque nunca perdieron contacto, no lograban convencerlo de volver.
"Yo tenía 9 años cuando empezó todo esto. El principal motivo por el cual Beno empezó a andar así fue la droga. En aquellos años se drogaba con poxirrán y empezó a escaparse, hasta que un día no volvió más", relató Haydé a la emisora LU19.
Embed
Hubo muchos intentos por recuperarlo, hasta ahora sin éxito. "Jamás me avergoncé de decir que es mi hermano. Yo lo amo, porque él no es un delincuente. Ahora decidió cambiar. Hace poquitos días, empezó a acercarse. La última vez, estuvo un mes con nosotros y se fue", señaló emocionada su hermana. "Que haya empezado a pedir ayuda, para mi es hermoso, a pesar de la lluvia, para mi hoy salió el sol", agregó.
Benito hoy luce un cambio radical y está casi irreconocible. Se cortó el pelo y aceptó la ropa limpia. "Estoy muy cansado. Quiero una vida nueva en una casa bonita", dijo Benito a su hermana.
Embed
A través de las redes sociales, la familia dio a conocer la noticia que rápidamente se viralizó. Los vecinos que lo conocen desde hace años, se mostraron asombrados por el gran cambio en su aspecto y celebraron la nueva elección de vida.