Seguidores de la religión que el actor promulga revelaron que cree que su hija de diez años está poseída por un espíritu maligno.

Una rara noticia involucra la vida de Tom Cruise y su hija de diez años, fruto de su matrimonio con Katie Homes.

Lo cierto es que el actor no ve a su hija desde hace un tiempo porque, según trascendió, cree que está poseída por un "espíritu maligno".

Seguí leyendo en RatingCero.com