El titular de la Federación Panaderil bonaerense, Emilio Majori, explicó por Radio 10 los motivos de la suba. "El gasto de agua antes era nulo y ahora es un costo significativo", argumentó.
Embed
La noticia corrió rápido y no era para menos: el kg de pan, uno de los alimentos básicos de los argentinos, se fue a $40, mientras que la docena de facturas también por los aumento, está hoy entre los $50 y los $75.

Así lo confirmó Majori, presidente de la Federación Panaderil de la Provincia de Buenos Aires, a partir del aumento de la harina en un 35%, a lo que el empresario agregó que "el gasto del agua es un costo significativo, mientras que antes era nulo".

"Tuvimos que sugerir a nuestros asociados que el kilo de pan se venda a $40", expresó el titular de la Federación, sumado a que "la docena de facturas va de $50 a $75".

"Nos equivocamos en no subir progresivamente", admitió, explicando que "la necesidad de aumento es urgente" y que aunque en el sector también son consumidores, fue necesario subir los precios.