Cinco miembros de Anonymous, el grupo de hacktivistas sin líder, afrontan en España penas de 5 años y cuatro meses de prisión en dos casos, y de 5 años en el del tercero, como acusadas de un ataque informático para bloquear las páginas web del Congreso, la Junta Electoral Central y un sindicado.
La Fiscalía española solicita dichas condenas por los delitos de grupo criminal y de daños de cara a la vista oral que se celebra el próximo miércoles en un juzgado de Gijón, ciudad donde reside uno de los tres acusados.

Anonymous, entre otras actividades, organiza de forma concertada ataques de Denegación de Servicio Distribuido (denominados DDoS) para bloquear páginas.

La Fiscalía española sostiene que en mayo de 2011, y con motivo de las elecciones locales y autonómicas que se iban a celebrar ese mes, el colectivo Anonymous, del que formaban parte los tres acusados, preparó dos de estos ataques con la finalidad de entorpecer el proceso electoral.

Embed

De esta forma el 18 de mayo, y bajo el nombre de operación Spanish Revolution, organizaron un ataque contra el entorno informático de la Junta Electoral Central española, residente en el Congreso de los Diputados, contra la página web del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) y contra la de la Cámara Baja española.

Este ataque afectó de forma importante al normal funcionamiento de los servicios de correo electrónico y a la página web de la Junta Electoral, obstaculizando los trámites previos al proceso electoral.