En julio de 2015 Google presentó RideWith de una manera discreta. Se trataba de un servicio que -como prueba piloto en Israel- consistía en una plataforma de mapas y tráfico que usaba Waze que permitía que las personas que iban para el mismo lado a la misma hora compartieran el auto.
Ahora ese servicio, que pasó a llamarse Waze Carpool, saltó a San Francisco (aunque por ahora solo se puede acceder a través de una invitación).

Waze Carpool fue ofrecida a algunas compañías que, como Google, quieren que sus empleados aprovechen el mismo vehículo y beneficien al medio ambiente. Además, también les permite ahorrar dinero.

Waze Carpool.mp4
Por ahora está disponible para unos 25 mil empleados de compañías como Adobe, UCSF o Walmart, pero se empezará a expandir cada vez más hasta, en algún momento, estar disponible en varios países del mundo.

¿Terminará haciéndole frente a Uber? La verdad es que es difícil de proyectar, ya que incluso Google es un gran inversor de Uber, el servicio que revolucionó la manera de viajar en todo el mundo.