Una bombera voluntaria Rincón de los Sauces, Moira Rivera de 21 años, fue agredida el viernes porque su caniche toy ladraba mientras ella no estaba. Además le fracturaron el tabique.
Moira no sabía que al terminar su turno en el cuartel de Bomberos Voluntarios y pasar por su casa antes de ir a la escuela nocturna podría costarle la visión de un ojo.

"Ni bien llegó a su departamento, una vecina la increpó y la golpeó porque el caniche toy que había llevado a su casa recientemente había estado ladrando. Esta salvaje, no sé cómo llamarla, ya la había amenazado por teléfono previamente. Mi hija no respondió a los insultos y se encerró en la casa", relató Cristina Rivera, funcionaria municipal y madre de la joven bombera al medio La Mañana de Neuquén.

Según relató Cristina, la agresora llamó a otra mujer y juntas golpearon la puerta de la joven. Su hija abrió la ventana de la puerta para decirles que pararan de golpear y una de ellas la tomó de un brazo mientras la otra le pegó en el ojo con un palo.

Embed
"Ni siquiera están pared de por medio. No hay ninguna excusa para hacer lo que estas mujeres le hicieron a mi hija. Ella fue a buscar un abrigo para ir a la escuela y se encuentra con esta situación", comentó Cristina, quien se encuentra al cuidado de la joven.

Dijo que fue tal el impacto del golpe que además le fracturó el tabique nasal y le van a poner un implante de titanio.

"Si hubiese abierto la puerta hoy estaría sepultando a mi hija. Ellas no pararon ante la pérdida de sangre. Incluso sus compañeros del cuartel fueron a cuidar la casa mientras estaba en la clínica porque estas mujeres amenazaban con quemársela", agregó.

Embed
El palo ingresó unos dos centímetros en el ojo y eso provocó la pérdida total de la visión.
"Lo que le hicieron es de no creer", se lamentó la madre y dijo que Moira, quien tiene una hija de 5 años, sabe que perdió la visión en un ojo y que, a lo sumo, lo que se puede hacer es una operación meramente estética porque no se pudo recuperar nada.

DE 3 A 10 AÑOS DE PRISIÓN


El abogado patrocinante de la familia Rivera, Marcelo Hertzriken Velasco, sostuvo que se está trabajando junto con el fiscal general José Gerez para formular los cargos en el transcurso de esta semana. La denuncia fue radicada en la Comisaría 35 de Rincón de los Sauces y las agresoras no fueron demoradas.

"Las agresoras son Vanesa Riquelme y Vanesa Reyes, ambas mayores de edad. Hay testigos de su agresión, pero no están demoradas. Se está estudiando presentar cargos por lesiones gravísimas y quizás tentativa de homicidio o lesiones gravísimas con el concurso premeditado de dos o más personas", señaló el letrado. Las penas podrían ir de tres a diez años de prisión.