Una terrible tormenta azotó la ciudad estadounidense de New England y dos observadores climáticos decidieron ponerse a jugar.


100 MPH Winds 2016-05-16.mp4