El 18 de febrero de 1812, el Primer Triunvirato instituyó la escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, blanca y celeste.
Sin embargo, el 18 de mayo fue la fecha establecida por el Consejo Nacional de Educación en 1935 para homenajearla, y aún se mantiene vigente.

El origen de los colores y las razones por las que fueron elegidos no pueden establecerse con precisión. Una versión dice que provenían de los colores borbónicos, de la casa de Fernando VII (rey de España). Algunos sectores que apoyaban la creación de la Primera Junta lo hacían como una forma de gobernar en nombre del rey depuesto por Napoléon.

Embed
Sea como sea, la versión que apoya el ministerio de Educación de la Nación es que los colores fueron adoptados por primera vez durante las invasiones inglesas (1806-1807) por los Patricios, el primer cuerpo de milicia urbana del Río de la Plata y que luego empezaron a popularizarse entre los nativos.