Los padres de una chica de 12 años y un amigo de éstos fueron condenados a cadena perpetua en Alemania por el asesinato de un joven de 29 años, al que creyeron ser un pedófilo que había contactado con su hija a través de internet.
La Audiencia Provincial de la ciudad de Aquisgrán consideró probado que el padre de la menor, de 39 años, y su mujer, de 31, así como un amigo común, de 29, secuestraron en agosto del año pasado al joven en Eschweiler.

Según la sentencia, tras consumir los tres alcohol y drogas en grandes cantidades, el progenitor acuchilló hasta catorce veces a la víctima con la hoja de una bayoneta.

Los tres creyeron, después de descubrir que el joven había contactado a la niña a través de la red social Facebook (en la que ella decía tener 21 años), que se trataba de un pedófilo que tenía fotos de la menor desnuda.

Embed

El juez destacó la especial gravedad de la culpa en el caso del padre, por lo que el hombre ni siquiera podrá pedir una salida de prisión anticipada tras cumplir quince años de pena.

Además, el tribunal condenó a dos años y medio de cárcel a una colaboradora de los condenados que se citó con la víctima para facilitar su secuestro.

El fallo absolvió por otra parte al hombre que se quedó al cuidado de la menor y su hermano pequeño mientras los padres mataban al joven.

La Fiscalía había pedido cadena perpetua por asesinato con especial gravedad de la culpa para el padre, mientras que la defensa calificó los hechos de homicidio pasional y argumentó que el hombre acuchilló a la víctima sin premeditación.