El proyecto impulsado por el Frente para la Victoria fue acompañado por 146 legisladores, entre ellos los del Frente Renovador liderado por Sergio Massa. Hubo dos votos negativos y 90 abstenciones.