Se trata de Walter Villagarcía que estaba desaparecido desde hacía más de 48 horas de su casa en Villa Bosch, partido de Tres de Febrero. Su familia sospechaba lo peor, sin embargo este miércoles a la noche la policía lo encontró en una terminal de ómnibus en Córdoba.
Habían pasado más de 48 horas desde la última vez que Gladys había hablado con su marido, Walter Villagarcía de 48 años.Tenía que ir al banco a cobrar parte de un préstamo y después, como todos los días, iría a su trabajo en la plata de Granja del Sol en Pilar.

Empleado desaparecido.flv
Jamás llegó al trabajo. Sus familiares comenzaron a buscarlo y encontraron su auto cerca en una sucursal del banco Santander Río, con las llaves puestas. Lo último que se supo, es que habia sacadoo $50 mil del banco. Por eso, sus familiares creyeron que se trataba de un secuestro y que los delincuentes lo habían interceptado cuando salió del banco.

Sin embargo, la larga búsqueda terminó, cuando desde la Policía Federal se comunicaron con Gladys para decirle que su marido estaba sano y salvo en una terminal de ónmibus en Córdoba.

"Está con vida que era lo que temíamos. Está bien, hablé con él anoche para confirmar que se trataba de él. Ahora, vamos a tener que ayudarlo y ver cómo salimos adelante de esta situación. No sé por qué se fue, no pude hablar nada más", aseguró Gladys en declaraciones a C5N.

Una versión que había trascendido sostenía que Villagarcia había llamado a su trabajo al conocerse la noticia sobre su desaparición para pedir disculpas, para hacerles saber que estaba bien y que planeaba regresar el sábado. También, que se había escapado junto a un amigo.

Sin embargo, la familia y la empresa habían desmentido ese llamado. Para la familia siempre fue una persona correcta, sana, un padre de familia que nunca mostró indicios que nos hiciera pensar que pudo haber alguna circunstancia rara. Estamos a la espera de alguna noticia. Nosotros somos gente de bien y estamos muy preocupados, lo que queremos es saber la verdad, queremos que aparezca y que él esté bien", dijo un familiar.

Una de las hipótesis hablaba de posibles deudas de dinero, pero desde el entorno no pudieron confirmar si las tenía o no. La investigación fue encabezada por la fiscal María Fernada Billone.