Se trata de Marco Russ, capitán del Eintracht Frankfurt. El jugador se sometió a un control y los resultados arrojaron que padece una enfermedad. Sin embargo, el alemán le pidió al DT que lo cite para el último partido, en el que su equipo puede perder la categoría.
El capitán del Eintracht Frankfurt, Marco Russ, descubrió que padece un tumor gracias a los resultados de una prueba antidopaje a la que se tuvo que someter tras un encuentro de la Bundesliga, según informó el club bávaro.

El jugador alemán, de 30 años, será operado el próximo martes, pero pidió a su entrenador, Niko Kovac, que lo convoque este jueves para el partido contra el Nuremberg, en el que el Eintracht se juega la permanencia en la primera división de la Bundesliga, destaca el diario "Bild".

Embed
En un comunicado, el Eintracht explicó que recibieron ayer los resultados de las pruebas del control antidopaje que desvelaban unos niveles "extremadamente altos de la hormona del crecimiento". Los especialistas de la Agencia Alemana Antidopaje (NADA) sugirieron inmediatamente que estos valores sospechosos podían deberse a una enfermedad.

El médico internista del club le realizó ayer mismo las primeras pruebas y le derivó a un urólogo, que por la tarde diagnosticó un "tumor grave" que explicaba los elevados valores hormonales, confirmado poco después por los análisis.

Eintracht-Frankfurt-v-Borussia-Moenchengladbach-Bundesliga.jpg
En otro comunicado, la agencia antidopaje señaló que, en aplicación de la legislación vigente, informó del positivo de Russ a la fiscalía de Frankfurt, responsable de la investigación, pero también indicó que los valores hallados en los análisis podían indicar la existencia de una enfermedad.

Embed
La fiscalía, avanza el "Bild", registró la habitación del hotel, la casa y la taquilla en los vestuarios del futbolista alemán, actuación que, según el diario, indignó al Eintracht.