La Constitución establece una serie de situaciones (algunas de ellas de manera expresa, otras supuestas a partir del choque de atribuciones entre el Legislativo y el Ejecutivo que supondrían) en las que el Presidente no podrá ejercer su derecho a veto. Enterate acá cuáles son.