A través de un comunicado, la Cámara Argentina de Turismo expresó su preocupación por el impacto negativo que tiene la suba de precios en los servicios públicos sobre la industria. Aseguran que intentan mantener los puestos de trabajo en un "contexto de contracción" del mercado laboral.
El presidente Mauricio Macri anunció el 26 de abril pasado un plan nacional de turismo que, aseguró, generará 300 mil nuevos puestos de trabajo. Sin embargo, muy lejos de la promesa presidencial el sector lanzó este jueves una señal de alerta ante la crisis que atraviesa a partir del fuerte ajuste que dispuso el gobierno nacional.

A través de un comunicado difundido este jueves, la Cámara Argentina de Turismo (CAT) advirtió que la continuidad de muchas empresas turísticas se encuentra en peligro por "el continuo impacto del fuerte aumento de los costos relativos a la prestación de servicios -tales como salarios, materias primas, servicios públicos, energía- y que tuvo si más reciente evidencia en las tarifas del servicio de gas a lo largo de país".

Embed
De acuerdo con la CAT esa misma inquietud afecta a las Cámaras de Turismo provinciales agrupadas en FEDECATUR, por lo que advirtieron que "luego de analizar en detalle el efecto de los porcentajes de los distintos aumentos, además del contexto estacional en el que se están aplicando, la CAT expresa su preocupación por el impacto negativo que generan en la viabilidad de la actividad".

"Este nuevo golpe pone en riesgo la continuidad y supervivencia de empresas turísticas, afectando tanto a la actividad turística en particular como al desarrollo de las economías locales" sigue el comunicado en el que admite además, a contramano de la postura del gobierno nacional, que el país atraviesa una etapa de contracción del nivel de empleo.