La pequeña queda atada durante varias horas esperando la llegada de sus padres, teniendo que soportar temperaturas de hasta 40 grados.
En la ciudad india de Ahmedabad, los padres de Shivani, una niña de solo 15 meses, la dejan atada a una piedra mientras trabajan. Fijada con una cinta perimetral, descalza y llena de polvo, la niña pasa 9 horas diarias a una temperatura de hasta 40 grados.

NIÑA AMARRADA.jpg
Los padres de la menor, que trabajan realizando excavaciones para cables de electricidad por menos de 4 dólares diarios, manifestaron que "esta medida es necesaria, porque no pueden permitirse tener una niñera". También argumentan que su otro hijo es demasiado pequeño para cuidar de su hermana, mientras que el Gobierno y la empresa de construcción no proporcionan a sus empleados un servicio de guardería.

Embed
"Mi otro hijo tienen apenas tres años y medio, por lo que no es capaz de vigilarla", afirmó Sarta Kalara, madre de la niña, de 23 años. "Este lugar está lleno de tráfico, no tengo otra opción. Lo hago por su seguridad", señaló y destacó que en caso contrario, su hija podría haber acabado en las calles.
Embed