Con sólo 19 años, Felipe Carballo, juvenil del equipo uruguayo, realizó la típica seña de olor feo de frente a la cabecera que ocupa La 12 en la previa del encuentro por cuartos de final de la Copa Libertadores. Mirá el gesto.

Embed