El Presidente oficializará este viernes durante un acto en la planta avícola Cresta Roja el veto total a la ley antidespidos aprobada por el Congreso, para así "dar por terminada la discusión y sacar el tema de la agenda".
Tras la extensa jornada legislativa que concluyó en la madrugada de este jueves, el mandatario firmará el decreto que desestima en forma total la norma impulsada por el kirchnerismo para establecer la doble indemnización por seis meses para despidos sin causa, confiaron fuentes oficiales a NA.

"Así se da por terminada la discusión y sacar el tema de la agenda", indicaron en la Casa Rosada, al tiempo que insistieron en que la ley "no es buena para la Argentina, ahuyenta inversiones y así no se generan puestos de trabajo".

Allegados al Presidente señalaron que la comunicación se hará a las 10.30 durante un acto en la planta avícola de Cresta Roja, ubicada en el partido bonaerense de Esteban Echeverría.

Embed
Al respecto, resaltaron el aspecto "simbólico" que adquirirá el acto en esta empresa, que se encontraba en quiebra y que logró retomar su producción en abril pasado luego de meses de conflicto.

De esta manera, Macri justificará su decisión en la facultad que le otorga la Constitución Nacional al Poder Ejecutivo y así devolverá al Legislativo la norma, que, para ser convertida en ley, deberá ser refrendada por "la Cámara de su origen, que lo discute de nuevo, y si lo confirma por mayoría de dos tercios de votos, pasa otra vez a la Cámara de revisión".

"Si ambas Cámaras lo sancionan por igual mayoría, el proyecto es ley y pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación", establece la carta magna.

Embed
"El Presidente fue claro en este tema. No tenemos definido el momento, pero el Presidente va a usar todas las herramientas legales e institucionales para evitar que este tipo de iniciativas generen problemas y afecten el trabajo de los argentinos", había advertido el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en declaraciones radiales por la mañana.

Luego de la decisión del bloque oficialista de dar quórum pero abstenerse, en Balcarce 50 justificaron esa jugada política para "apartar de la discusión a (el líder del Frente Renovador, Sergio) Massa y no estirar el debate".

"Se corta rápido y listo", señalaron. Así, Cambiemos evitó que se tratara la propuesta del massismo y lo obligó a plegarse al kirchnerismo y votar a favor del dictamen de mayoría del Frente para la Victoria.