El sindicado líder narco colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias "Mi Sangre", detenido en Argentina desde 2012, será extraditado a los Estados Unidos por decisión de la justicia de nuestro país.


Así lo resolvió en la noche del jueves el juez federal 2 Sebastián Ramos al concluir el juicio de extradición llevado a cabo en los tribunales de Comodoro Py 2002 de Retiro y luego de rechazar seis planteos de la defensa.
"Ya está", dijo aliviado Michael Tooley, representante de la agencia antidrogas norteamericana DEA en la Argentina, al escuchar el fallo a las 23.30 en el sector del púbico y la prensa separado con un vidrio del imputado las partes y el juez.
De esta manera, el magistrado hizo lugar al pedido del fiscal federal Patricio Evers y su par de la Procuraduria de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias.
"Mi Sangre" escuchó inmutable la decisión e inmediatamente, manteniendo un gesto adusto, fue retirado por la nutrida custodia esposado, con chaleco y casco antibalas.
Antes de conocerse el fallo, López Londoño (45) pronunció sus "últimas palabras", oportunidad en la que solicitó que se rechazara la extradición "por respeto a la Constitución Nacional y a los tratados internacionales" y que se declarara la "ilegalidad de su detención".