El gol sobre la hora de Orlando Berrío y su grito en la cara del arquero canalla, encendieron la chispa de un final de partido escandaloso. El delantero se justificó: "Cuando se meten con tu color, nadie lo aguanta".

Berrio gol central
"La verdad, sí. Canté el gol como desahogo por un par de situaciones que pasaron antes. Tenía el grito atragantado, no debía hacerlo, pero fue la manera de desahogarme. Sólo me queda levantar la cabeza y reconocer que me equivoqué", dijo el colombiano.

El héroe de Atlético Nacional fue expulsado por festejarle el tanto a Sebastián Sosa y luego terminó igual Damián Musto, quien reaccionó de inmediato.

Pelea central atletico
A pura impotencia, Giovani Lo Celso, con pocos minutos en cancha, reaccionó ante un rival y también se fue antes al vestuario.