De ser electa, Malcorra se convertiría en la primera mujer en ocupar el cargo que hoy detenta el surcoreano Ban Ki Moon al tiempo que por segunda vez desde el nacimiento de la ONU en 1945 un latinoamericano estaría al frente del organismo multilateral.
El presidente Mauricio Macri presentó este viernes la candidatura de Susana Malcorra para ocupar la Secretaría General de las Naciones Unidas y destacó que la experiencia diplomática de la Canciller argentina contribuirá a aportar "soluciones creativas" ante los desafíos que enfrenta la organización, según confirmó el Gobierno a través de un comunicado oficial.

La postulación quedó formalizada a través de una carta que el Jefe del Estado envió al Presidente de la Asamblea General del organismo, Mogens Lykketoft, y al titular del Consejo de Seguridad, Amr Abdellatif Aboulatta.

"Al presentar esta candidatura, el Gobierno argentino está convencido de las condiciones y capacidades de la señora Malcorra, que le permitirán cumplir con creces las funciones del cargo de Secretaria General de las Naciones Unidas", dijo Macri en la nota presentada.

Embed
A través del comunicado difundido por la Secretaría de Comunicación Pública, el Presidente "recordó que la ministra de Relaciones Exteriores y Culto, de 61 años, nacida en Rosario y graduada como ingeniera electrónica en la Universidad Nacional de esa ciudad, cuenta con una larga trayectoria profesional en los sectores público y privado, incluida la tarea que cumplió en la ONU durante más de una década".

"Malcorra cumplió diversas funciones en su pasada gestión como funcionaria de la ONU, entre ellas, la jefatura de operaciones y la dirección ejecutiva adjunta del Programa Mundial de Alimentos, y la Jefatura de Gabinete del Secretario General" señala el comunicado y recuerda que Malcorra "estuvo vinculada desde sus comienzos con la elaboración de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y cuenta con conocimiento y capacidad para promover su implementación en todo el mundo".

De ser electa Secretaria General Malcorra sería la primera mujer que asume el cargo desde que la ONU fue creada en 1945, en tanto que América Latina volvería a ocupar el puesto por segunda vez.
El único representante de la región que lo ejerció fue el peruano Javier Pérez de Cuéllar (1982-1991).