A contramano del discurso del gobierno nacional y cuando el presidente Mauricio Macri se prepara para vetar la ley Antidespidos, un informe del ministerio de Trabajo ratifica que se perdieron cercan de 109 mil empleos registrados.
En momentos en los que la cantidad de despidos públicos y privados está cuestionada por el Gobierno, datos del Ministerio de Trabajo confirman que de diciembre de 2015 a febrero de este año 108.944 trabajadores dejaron de recibir cobertura de seguridad social. En el caso de los empleadores que ya no se la brindan la suma se acerca a 1.682.

Mientras que en diciembre los trabajadores cubiertos eran 9.869.790, se pasó a 9.824.869 en enero y la última medición de febrero marcó 9.760.846. Si bien esto no significa que esos números sean despidos grafican el panorama del empleo en los últimos meses. Esos 108 mil trabajadores pudieron pasar al régimen informal.

La cobertura de seguridad social se ocupa de cubrir contingencias del trabajador y de su familia como por ejemplo maternidad, vejez, muerte, desocupación, cargas de familia, invalidez y accidentes de trabajo, según figura en la página de AFIP. Es decir esta masa de 108 mil o fue cesanteado, o está en negro y desprotegido.

La información de la Superintendencia de Riesgo de Trabajo indica también que los empleadores dejaron de cubrir a sus trabajadores, sea porque cerraron o los precarizaron. Pasó en diciembre de 978.677 a 977.966 en enero para finalizar en febrero con 976.995, la merma es de 1.682.

Mientras el Gobierno sostiene que en sus datos hay un aumento del nivel de empleo interanual, informes privados indican lo contrario. Esta semana se conoció uno del CEPA que indica que en el periodo que va del 10 de diciembre de 2015 al 30 de abril de este año, los despidos totalizaron 139.874 y las suspensiones afectaron a 14.912 personas

Embed
Uno de los datos relevantes del informe Centro de Economía Política Argentina es que del total de personas alcanzadas, 60.024 (38,78%) corresponden al Sector Público y 94.762 (61,22%) al Sector Privado. "Luego del impacto inicial que tuvieron los despidos en los distintos ministerios nacionales, carteras provinciales y municipales, los despidos y suspensiones del sector privado superaron ampliamente a los del sector público", señala el CEPA.

Pero además, lejos de aquietarse la situación, en un mes la situación empeoró. Según el informe del CEPA, "los despidos y suspensiones se incrementaron 9,36% en el mes de abril: de 141.542 trabajadores despedidos y suspendidos al 31 de marzo de 2016 la cifra ascendió a 154.786 al 30 de abril".

En lo que hace al sector privado, al 30 de abril de este año, la construcción lidera los despidos y suspensiones con 58.155 casos, seguida por la industria con 31.414 y los servicios con 5.193 personas afectadas. Sin embargo, el CEPA destaca que "los despidos del mes de abril estuvieron traccionados por el sector industrial en tanto éstos crecieron 66,87%, muy por encima de la variación del total de los despidos y suspensiones en su comparación intermensual".