Eric Arnold, un holandés de 35 años, perdió la vida a 8300 metros de altura, debido al mal de altura. El año pasado había escapado de la muerte cuando fue alcanzado por las avalanchas en el Himalaya después de un terremoto en Nepal.
El alpinista holandés Eric Arnold, de 35 años, murió en el monte Everest debido al mal de altura, tras hacer cima, a 8.848 metros.

Arnold murió a 8.300 metros de altitud, durante el descenso.
El holandés escapó el año pasado de la muerte cuando fue alcanzado por las avalanchas en el Himalaya después del gran terremoto en Nepal.

Según la cadena de televisión pública NOS, Arnold habría dicho anoche que se le habían agotado las fuerzas.

El cuerpo del alpinista holandés se encuentra actualmente en el campamento 4 a 7.900 metros de altura y los miembros de la expedición trabajan en un plan para bajarlo al campamento 2 y trasladarle en helicóptero a Katmandú.

Embed