El secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), Pablo Micheli, consideró que el veto presidencial a la ley antidespidos aprobada por el Congreso "un cachetazo a los trabajadores" y aseguró que luego de la movilización sindical del 29 de abril pasado "no se puede hablar de otra medida que no sea un paro nacional" en rechazo a la posición oficial.
"Creo que la respuesta debe ser contundente", afirmó Micheli en referencia a la decisión del presidente Mauricio Macri de vetar la ley aprobada por el Congreso para dictar la emergencia ocupacional, y además consideró que "después de una marcha como la del 29 de abril no se hablar de otra medida que no sea un paro nacional".

Embed
"Debería ser en los primeros 10 días de junio, eso es lo que quedamos en debatir con las organizaciones propias", detalló en declaraciones radiales, y afirmó en el curso de esta semana "tiene que ser fijada la fecha del paro".

Embed
Sin embargo, el dirigente estatal afirmó que la principal voluntad "es cuidar la unidad de las 5 centrales" por lo que "si no sale un paro y sale un marcha lo veremos" y reconoció que el sábado en Mar del Plata, en el marco de la Semana Social de la Iglesia, discutió con Moyano, "en un momento se puso acalorado" confió, sobre el carácter de una eventual acción de protesta.

Embed
Respecto del argumento del oficialismo sobre las posibles dificultades que generaría una ley antidespidos en la creación de empleo, Micheli consideró que "mienten cuando dan estadísticas de cuando se aplicó la ley porque se bajó la desocupación del 21 al 8%".